Se jubila la “jipi” y la escuela está de fiesta

Se jubila la “jipi” y la escuela está de fiesta, así dice el cartel en el medio del patio, te vas compañera, tantos años juntas en la sala de profes en las aulas en las marchas en las asambleas y vos siempre peleando luchando, que el salario que los pibes y las pibas y sus rollos que los proyectos que los cafés literarios que el teatro callejero que las murgas los concursos con sus poemas que las tertulias en la biblioteca la radio a la comunidad las visitas a los geriátricos con los pibes y las pibas narrándoles cuentos que las reuniones de padres y madres que las excursiones por este Buenos Aires teatros museos siempre con los pibes y las pibas. ¿Te acordás? Hoy Cortázar te guiña el ojo, hoy cantás Alta en el cielo por última vez a la entrada, recorrés las aulas das tu última clase, escuchás a tus creativos y creativas que tienen luz como vos decís, solo hay que encenderla, hoy tu mirada oblicua se va del sistema, qué pena, te aplaudimos en sala de profesores y el aroma del último cafecito del recreo largo viene con una macita. Hoy escuchás las últimas campanas de recreo. Tus alumnos y alumnas hoy entonan cantitos y te dan regalos, poemas, flores de papel, fotos, sueltan globos. No hay tristeza.

 Como dijo el dire en el discurso de despedida te vas plena porque diste todo y encima salimos antes porque se jubila la “jipi” y la escuela está de fiesta.