hoy

hoy

Hoy

Los unos cavan túneles interiores para escapar. Los otros trepan a los árboles, balcones y terrazas para poder aplaudir y gritar. Los unos se quedan encerrados. Los otros, irreverentes, salen sin temor porque el virus no existe. Algunos huyen por las redes, mientras los otros se enredan en mentiras y engaños. Algunos mueren en hospitales, otros ni siquiera son enterrados. ¡Quemados! Los unos lloran a los otros. Los otros huyen en avión. Los unos son solidarios, esenciales. Los otros, mezquinos, necios y míseros piojos. Los unos creen en el Apocalipsis. Los otros oran desde todas las religiones. Los unos evidencian la desigualdad que instala el capitalismo. Los otros aseguran que es una invención para controlar a las personas. Los unos esparcen noticias falsas, teorías conspirativas paranoicas y explosiones de racismo. Los otros aceleran el tiempo y las decisiones, aún las peligrosas. Los unos cocinan, los otros tejen, los unos hacen cursos on line, los otros no se enteran de nada. Los unos, pantallas, los otros, zoom. Los unos con dolor, los otros con humor. Con y sin esperanza. Los unos y los otros. TODOS. Absolutamente todos y todas rozamos la angustia inminente que implica el hecho de morir, no algún día, sino HOY.